Skip to main content

La menta piperita (nombre científico Mentha piperita) es una de las hierbas más consideradas y antiguas para apoyar el proceso de la digestión.

También es expectorante, descongestiva, antiinfecciosa, antibacteriana, antifúngica, mucolítica, estimulante, hipertensiva, estimula la vesícula, alivia el dolor y es antiinflamatoria para el tracto intestinal y urinario. Puede aumentar o restaurar el sentido del gusto y es purificante y estimulante para la mente consciente.

Menta Piperita

Antes de ver algunos usos de este maravilloso aceite esencial, contestemos a una pregunta: ¿Puedo usar el aceite Peppermint directamente sobre mi piel?

Peppermint es un aceite “caliente”, y cuando se aplica sin diluir en la piel crea una gran sensación de frío/calor. Para muchas personas esta sensación es agradable, pero puede no serlo para tí. Lo ideal es que comiences usando este aceite diluido con un aceite portador al 50%, o incluso al 25% si tu piel es muy sensible (aceite vegetal de calidad; como aceite de almendras dulces, argán… o incluso aceite de oliva) . Haz la prueba y ve aumentando su concentración si no experimentas reacción al aceite. Si el efecto es demasiado intenso para ti, recuerda: no laves con agua y jabón, si no que debes aplicar más aceite portador a la zona para diluir la concentración.

VEAMOS 15 USOS DEL ACEITE ESENCIAL DE MENTA PIPERITA UNO POR UNO

1. Relájate después de un largo día. Diluye 1 gota de Menta con un aceite portador y frótalo en tus sienes, frente y nuca. ¡No lo acerques a tus ojos! El mentol y acetato mentilo te brindarán una sensación refrescante y relajante.

2. Refréscate en un día caluroso o tras una exposición al sol. Agrega dos gotas de Menta a un paño frío y húmedo y colócalo en tu nuca, frente o pecho. Refresca tu piel agregando algunas gotas de Menta y Lavanda a un gel de aloe vera o a tu crema natural «aftersun».

3. Limpia tus alfombras. Añade 10-20 gotas de aceite a una taza de bicarbonato de sodio y espolvorea sobre tus alfombras.

4. Utilízalo sobre tus músculos tras tu entrenamiento. Masajea tus músculos cansados después de tu actividad física y disfruta del frescor.

5. Enfoca tu mente. Difunde este aceite en tu estudio, habitación u oficina y centra tu mente en el trabajo que estés llevando a cabo.

 6. Hidrata y refresca tu cuerpo desde dentro. Agrega algunas gotas de aceite de Menta Piperita en tu botella de agua para un toque refrescante. Te recomiendo 1 gota por cada 500 ml de agua.

7. Elimina el mal aliento. Coloca una  pequeña gota de Peppermint en tu lengua y refresca tu aliento. Es una herramienta muy eficaz para los momentos en los que no disponemos de lo necesario para lavarnos los dientes. También puedes poner una gotita en medio vaso de agua y utilizarlo como colutorio.

8. Úsalo en la cocina. Añádelo a tus recetas, inventa y descubre nuevos sabores, tanto en el dulce como en el salado.

¡Es perfecto para la limonada!

Aceite Esencial Menta Piperita

9. Alegra tu baño o ducha. Agrega 1-2 gotas de Peppermint a tu shampoo y masajea tu cuero cabelludo. Añádelo al agua de tu bañera y disfruta de un baño vigorizante. O revoluciona tus duchas colocando 2 gotas de Menta y 2 gotas de Eucalyptus Radiata en un paño en el suelo de la ducha fuera del contacto directo con el agua. ¡El vapor te abrazará con un aroma vigorizante!

10. Ayuda a tu digestión. Agrega una o dos gotas de aceite de menta a una taza de té caliente para ayudarte con la sensación de malestar después de una gran comida. También puedes tomarlo en una cápsula.

11.  Siempre contigo. Llévalo en tu bolso y respira el aroma directamente de la botella siempre que necesites una sensación refrescante. Además, así eliminarás cualquier aroma desagradable que te encuentres.

12. Libera la congestión nasal. Inhala directamente de la botella o mezcla una gota de Menta Piperita con una pequeña cantidad de aceite portador y frótala en tu pecho. Tus fosas nasales se despejarán y volverás a respirar con libertad.

13. Ayuda a tu cuerpo a combatir la fiebre. Añade una gota de aceite de menta piperita diluido en tu pecho, nuca, espalda y plantas de los pies y siente como se aligera la sensación de malestar ante la fiebre.

Aceite Esencial

14. Refresca habitaciones con mal olor. Difúndelo donde necesites y llena el ambiente de frescura.

15. Elimina los malos olores de tu equipo de entrenamiento. ¿Tu bolso o tu calzado del gimnasio empiezan a oler mal? Añade unas gotas de Peppermint a una botella rociadora con agua y refréscalos cada vez que necesites. Puedes añadir también unas gotas de Purification o Limón para un aporte extra de frescura.

¿Quieres saber más sobre los Aceites Esenciales?  Encuentra todo lo que necesites en nuestro Blog de Aceites para tu Salud.

 ———-

Y si quieres adquirir un aceite esencial de calidad o tienes alguna pregunta, no dudes en ponerte en contacto conmigo.

– Olga Uclés –

Teléfono: +34 679146561

aceitesparatusalud@gmail.com

Facebook: Aceites Para Tu Salud

Deja un comentario